Noticias //
Martes 15 Ago 2017

DOMINÓ LA ARCILLA

El austriaco, número uno del mundo en 1996, lugar que consiguió después de avanzar a Semifinales del Abierto Mexicano, está considerado uno de los mejores tenistas de todos los tiempos en canchas de arcilla, superficie donde consiguió sus mayores logros.

Ganó el título de Roland Garros en 1995 y una de sus mejores marcas son las 40 victorias consecutivas en arcilla, sólo superado por los récords de Rafael Nadal y Guillermo Vilas.